01 agosto 2015

Contra el maltrato animal

Contra el maltrato animal
El próximo 8 de agosto (Praza da Peregrina, 20 horas) una nueva manifestación pedirá en las calles de Pontevedra el fin de las corridas de toros en la ciudad, más debilitadas que nunca tras la supresión de las ferias en A Coruña y Sarria y la eliminación de las subvenciones que hasta ahora venía proporcionando la Diputación provincial. Hablamos con Borxa González, uno de los portavoces deTouradas Fóra de Pontevedra, convocante de una movilización que crece año tras año y que para la cita de este verano ya ha recibido el apoyo de casi cuarenta colectivos.
En las próximas dos semanas la plataforma realizará una campaña de difusión en la ciudad para preparar la marcha, que tendrá la supresión del convenio que el Ayuntamiento mantiene con los propietarios de la plaza de toros como una de sus principales demandas. "Queremos concienciar a toda la gente que está en contra del maltrato animal que es importante su asistencia para poner más presión sobre los organizadores de la feria taurina", destaca.

¿Como marcha la preparación de la manifestación del día 8? ¿Notáis un incremento de las posiciones abolicionistas en la ciudad?

Es cierto que notamos un cambio muy grande desde la primera manifestación que convocamos en 2008, impulsada por Pontevedra Anti Touradas, con apoyo de seis o siete colectivos, y que reunió más o menos a un ciento de personas. El año pasado se manifestaron más de mil personas y para la marcha de este año a día de hoy llevamos ya recogido el apoyo de casi 40 colectivos. En el ambiente se nota que se está dando el debate. Antes no se daba, por lo que mucha gente no se posicionaba, pero notamos que ahora, que sí se está generando la discusión, muchos se están posicionando a favor de la abolición de las corridas. Percibimos un avance en la sensibilidad de la sociedad pontevedresa y gallega, y más en una situación de crisis, que lleva a la gente a protestar aun más por las subvenciones que está recibiendo la plaza de toros.

¿La supresión de las touradas en la Coruña tiene un efecto positivo para la lucha que mantenéis en Pontevedra?

A Coruña, y también Sarria, son un ejemplo de las cosas que se pueden conseguir. Es cierto que en esos lugares era más sencillo acabar con las corridas, porque dependía directamente de una decisión de los gobiernos municipales, pero hay que destacar que los gobiernos anteriores no lo habían hecho. Lo sucedido allí demuestra que con un trabajo constante en la sociedad, acumulando fuerzas, se puede conseguir que la ciudadanía demande de forma mayoritaria el fin de las subvenciones y que un gobierno se posicione claramente. En Pontevedra sabemos que el trabajo debe ser hecho más a largo plazo, porque aquí la tradición taurina está un poquito más arraigada, es la única plaza que hay en el país. Pero sí que A Coruña y Sarria nos sirven de inspiración.

¿Qué importancia tiene la supresión (según el acuerdo al que han llegado PSdeG-PSOE y BNG) de las ayudas económicas de la Diputación a la feria taurina?

Ese es uno de los grandes cambios de este año. El acuerdo al que se ha llegado es importantísimo porque la Diputación era el gran defensor del lobby taurino y de la feria, no sólo por la asistencia de su presidente, sino sobre todo por la publicidad que ponía del Patronato de Turismo de las Rías Baixas. Eran subvenciones directas e indirectas, aunque no tenemos las cantidades exactas, porque nunca se hicieron públicas, esperemos que ahora con el nuevo gobierno sí se conozcan. Pero sí que es importantísimo, porque el acuerdo pone fin al principal defensor económico de las corridas de toros en Pontevedra, y por lo tanto esto va a servir para debilitar muchísimo al lobby taurino. Este año ya la feria tiene una corrida menos, y el año pasado no consiguieron llenar la plaza ningún día, tuvieron mitad de entrada casi siempre. Sin las subvenciones a largo plazo les será inviable mantener el actual programa.

Queda únicamente el convenio que aún mantiene el Ayuntamiento con los propietarios de la plaza, 45 mil euros para el alquiler de las instalaciones para la Feria Franca, que funcionan como ayuda indirecta a las corridas de toros. ¿Creéis que se podrá suprimir a corto plazo?

El tema del convenio va a ser uno de los ejes centrales de esta nueva movilización. En un momento en el que el lobby taurino está siendo ahogado económicamente es muy necesario revisar ese convenio y suprimirlo definitivamente. Es cierto que la subvención deriva de un uso de la plaza distinto al de las corridas de toros, pero es obvio que el empresariado va a usar ese dinero para la organización de las corridas. Además, el convenio les otorga otras ventajas, como la explotación de la cantina en el torneo medieval. Hay que ponerle fin a este convenio, y se lo exigimos claramente al Ayuntamiento, porque sabemos que en algún momento tuvo el compromiso de acabar con los privilegios de la plaza de toros, y por lo tanto el mantenimiento de este acuerdo no es coherente con la línea seguida hace unos años. Es una cantidad sin la cual seguirá habiendo corridas, pero que contribuye a que se sigan celebrando.

¿Cómo se explica que una fuerza claramente antitaurina como el BNG, que lo demuestra con su práctica en otros lugares, mantenga este convenio?

Cuando el BNG entró en el gobierno de Pontevedra tomó unas medidas muy importantes: eliminó la compra de entradas y las subvenciones directas, la publicidad, la asistencia institucional... Hubo un compromiso muy importante que ahora están ratificando en la Diputación. Por las reuniones que tuvimos con ellos, su principal preocupación es el Torneo Medieval de la Feria Franca. Ellos argumentan que es muy necesario porque en un momento de mucha afluencia de gente por el casco viejo, el torneo sirve para desahogar un poco la ciudad, dicen que no encuentran ningún espacio alternativo en el que hacerlo y que usar una plaza portátil saldría mucho más caro. En el último pleno dijeron que si se encuentra una solución más barata, anularán el convenio. Pero nosotros les decimos que el torneo comenzó a celebrarse en 2007 y que el convenio existe desde 2002. En la última reunión que tuvimos con el Ayuntamiento, antes de las elecciones municipales, nos prometieron que iban a seguir reduciéndolo, hasta que desaparezca, pero en este último pleno no dijeron nada de eso. En ese sentido sí que estamos un poco preocupados porque una organización que es antitaurina y que así lo demuestra con hechos, creemos que en este caso concreto no lo está demostrando y no está escuchando las demandas de muchos de sus militantes y de los movimientos sociales. Confiamos que finalmente sí den pasos adelante.

¿La clave serán las elecciones autonómicas de 2016? ¿Se podrá conformar una mayoría parlamentaria que apruebe la prohibición de la realización de espectáculos taurinos en Galicia?

En ese sentido, ya existe un frente parlamentario antitaurino que agrupa a AGE, BNG y a la mitad de los diputados del PSdeG-PSOE. Estamos ante una gran oportunidad histórica, coincidiendo con una mayor concienciación de la sociedad y con un debate que se está dando sobre la continuidad de las corridas en el país. El año que viene tenemos una oportunidad de conseguir una mayoría parlamentaria que pueda acabar con las corridas por ley, modificando simplemente esa excepción que existe en la ley de protección animal. Este año, en las municipales, hubo unos avances importantísimos, pero el año que viene tendremos esta oportunidad histórica.